aprender a quererse

Aprender a quererse: clave para mejorar la autoestima y ser más feliz

10 minutos

Aprender a quererse, a aceptarse tal y como uno es y cultivar una buena autoestima es fundamental para ser más feliz. Sin embargo, hoy en día son muchas las personas que acuden al psicólogo en busca de mejorar su autoestima y aprender a valorarse tal y como son. 

Si este es tu caso, en este artículo te damos algunas claves que te pueden ayudar en el proceso.

New Call-to-action

¿Qué significa quererse a uno mismo?

Para aprender a quererse primero debemos tener claro qué significa. Cuando se habla de quererse a uno mismo se hace referencia a la percepción que cada persona tiene de sí misma. Es decir, a cómo nos vemos a nosotros mismos y qué papel representamos en el conjunto de la sociedad de la que formamos parte. 

En este sentido, hablar de quererse a sí mismo hace referencia a tener una buena percepción de sí mismo como persona. A considerarse una persona capaz y digna de formar parte de la sociedad en la que nos encontramos. Este es un paso necesario para ser feliz, ya que la forma en que nos percibimos a nosotros mismos determina la manera en que nos relacionamos con el resto de personas y con las situaciones en la vida en general. Por ello, el desarrollo de la autoconfianza y la autoafirmación como ser humano válido y capaz es esencial en la construcción de una vida feliz y plena

Claves para aprender a quererse

Sin embargo, aunque la teoría puede estar clara, llegado el momento no es tan sencillo aplicarla a la práctica. En este sentido, contar con una serie de claves y herramientas específicas nos van a ayudar mucho a aprender a quererse, ya que podremos utilizarlas en diferentes momentos o situaciones para desarrollar la autoestima y para dirigir los pensamientos hacia un enfoque constructivo. 

Algunas herramientas que nos pueden ayudar a aprender a querernos son las siguientes:

Enfoque constructivo gracias al aprendizaje

Uno de los mayores obstáculos que tienen muchas personas a la hora de aprender a quererse pasa por culparse o castigarse de aquellas cosas que consideran que han hecho mal. Sin embargo, este enfoque no contribuye a mejorar las cosas. Al contrario, impide que la persona avance y pueda superar ese momento o situación. 

En lugar de enfocar las cosas malas que suceden o hacemos como algo necesariamente negativo, es mejor enfocarlas como un proceso de aprendizaje. Es cierto que en la vida no todo lo hacemos bien. No obstante, esto no es un problema. No pasa nada por no hacer bien las cosas. El problema surge cuando nos quedamos bloqueados en esas cosas mal hechas. En lugar de eso, debemos enfocar esas cosas malas como una oportunidad para el aprendizaje. Algo así como pruebas que, a medida que vamos superando, adquirimos experiencia y un bagaje emocional que nos ayuda a desarrollarnos como personas y como seres humanos en todas nuestras dimensiones.

Aprender a perdonarse a uno mismo 

Otro elemento esencial en el proceso de aprender a quererse es el aprender a perdonarse. Esto está en línea con lo mencionado en el apartado anterior sobre el aprendizaje, pero explora una dimensión diferente. En la vida hacemos cosas y tomamos decisiones que, con el tiempo, nos damos cuenta de que no han sido acertadas. Sin embargo, además de aprender de ellas, también es necesario que nos perdonemos a nosotros mismos por haberlas tomado. 

Hay que tener en cuenta que, si ahora piensas de un modo distinto, es porque ahora tienes una perspectiva diferente. Más amplia y con más experiencia detrás. Por eso eres capaz de darte cuenta de que pudieron ser malas decisiones en su momento. 

Sin embargo, cuando se tomaron, carecías de la perspectiva, la experiencia o, simplemente, la capacidad para hacer las cosas de otro modo. Por ello, no tienes que culparte de haber tomado malas decisiones. Debes comprender lo que te llevó a tomar dichas decisiones y, en consecuencia, perdonarte a ti mismo. Esto te ayudará a seguir avanzando y a poder aplicar el enfoque constructivo gracias a un nuevo enfoque centrado en el aprendizaje y no en la culpa.

aprender a quererse

Construirse a uno mismo es un proceso a largo plazo 

Finalmente, otro aspecto clave a la hora de aprender a quererse es comprender que se trata de un proceso a largo plazo. Es decir, se trata de un proceso en el que influyen muchos aspectos, así como el asentamiento de hábitos constructivos positivos, firmes y duraderos. Estos hábitos requieren tiempo. Por ello, la mejor opción es enfocarlo con una visión suficientemente amplia como para comprender que se trata de una tarea que no se puede hacer de la noche a la mañana. 

En lugar de eso, se puede establecer un plan de evolución personal con diferentes metas y etapas para ir desarrollando de forma gradual pero constante. Además, si te ves incapaz de hacerlo por ti mismo, no dudes en contratar los servicios de una persona profesional. 

Los psicólogos y los trabajadores en desarrollo personal son profesionales que sabrán orientarte en la tarea para conseguir los mejores resultados. Su apoyo puede ser de gran ayuda en todo el proceso o solo en las primeras fases, cuando todavía no sabes cómo orientar correctamente las primeras decisiones que te ayudarán a mejorar tu autoestima y te enseñarán a comprenderte mejor como persona en todas las dimensiones que como ser humano tienes. 

New Call-to-action

Nuestro equipo está formado por varios profesionales de la nutrición y entrenadores personales.

​ ​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Suscríbete al blog