cuidarse

La importancia de cuidarse: consejos clave para sentirte bien

9 minutos

Cuidarse debería ser la prioridad número uno de cada persona. A pesar de la obviedad de la  frase, a menudo anteponemos el cuidado de otras personas al nuestro propio. Pero, ¿cómo vamos a cuidar de otras personas si no cuidamos de nosotros? En este post encontrarás algunos consejos para cuidarse. ¡Empezamos!  

¿Por qué es tan importante cuidarse?

Cuidarse debería estar en el top de la lista de cosas por hacer en el día a día de cualquier persona. Porque cuanto más se cuide, más se asegura de rendir bien y dar lo mejor de sí misma.  

¿O acaso dejas que tu móvil se quede sin batería? En la mayoría de casos, cada vez que aparece la alerta de batería baja, buscamos un cargador y lo cargamos. Pero, en cambio, si esto lo extrapolamos a la vida de las personas, no resulta muy habitual correr a cargarnos cuando nuestra batería está a punto de acabarse. 

New Call-to-action

Cuidarse no es un lujo, sino que debe ser una prioridad. Aunque cueste asimilar esta frase, es importante pensar en ella. En el día a día no acostumbramos a preocuparnos por nuestro bienestar e incluso anteponemos otros aspectos a nuestro cuidado personal. Si lo hacemos constantemente, llegará el momento en que salten las alarmas en nuestro cuerpo y entonces nos costará más recuperarnos que si dedicamos un tiempo cada día a cuidarnos. 

Aunque este puede parecer un planteamiento egoísta, en el fondo, cuanto mejor estés, mejor podrás cuidar de los demás

cuidarse mejor

Cómo cuidarse a sí mismo

A pesar de saber que cuidarse es muy importante, puede que no sepas cómo llevarlo a cabo. Algunos aspectos, como la alimentación y el descanso, son bastante obvios, pero puede que otras maneras de cuidarse no sean tan evidentes. Vamos a verlas:

Escucha tu cuerpo

Tu cuerpo es el que mejor sabe cómo está y lo que necesita, por lo que es fundamental que te pares a escuchar lo que te dice. Este consejo es fácil de decir, pero no tan fácil de hacer. Estas son algunas maneras de cuidarse, en las que puedes aplicar este consejo:  

  • Seguir una alimentación equilibrada
  • Descansar convenientemente
  • Hacer ejercicio de manera regular
  • Realizarte chequeos médicos habitualmente. No solo chequeos físicos, sino también psicológicos, pues cuerpo y mente van de la mano

Aprende a decir ‘no’ sin sentirte culpable

A menudo decimos que sí, dejando de lado lo que realmente queremos o necesitamos, por los demás. Lo hacemos porque nos lo han enseñado así, pero para cuidarse es necesario y sano aprender a decir que no y anteponer nuestras necesidades a otras cosas.

En este sentido, es igual de importante aprender a no sentirte culpable cuando dices “no” a algo. Dí “no” sin miedo, sin generar más tensión de la necesaria. A veces existe el temor a negarse a ciertas cosas por lo que pueda suceder, cuando en realidad no pasa nada por decirlo.

No esperes a pedir ayuda

También es habitual que cueste mucho pedir ayuda a los demás. A veces incluso se llega a la extenuación antes de pedir ayuda o se espera a no poder más para que te ofrezcan ayuda, y entonces se acepta. 

Recuerda que saber pedir ayuda será bueno para ti y para la gente que te rodea, pues si tú estás bien es más fácil que puedas ayudar a quienes tienes cerca.

No dejes tu bienestar para el final

Como hemos dicho, es frecuente que se antepongan otras cosas a nuestro propio bienestar. Si el día está muy lleno y no se llega a todo, lo primero que se descarta es aquello que se iba a hacer para uno mismo. Se acostumbra a pensar que ya se hará otro día, pero al final, a menudo, se deja sin hacer. 

Es en estos momentos cuando debes preguntarte cómo se benefician más las personas que te rodean: cuando padeces cansancio y enfado, o cuando estás feliz y has descansado.

Como has visto, cuidarse no solo beneficia a uno mismo sino que también beneficia a las personas que te rodean y que más te quieren. Cuida tu cuerpo y tu mente, y procura anteponer tus necesidades a las del resto cuando sientas que debes hacerlo.

New Call-to-action

Nuestro equipo está formado por varios profesionales de la nutrición y entrenadores personales.

Suscríbete al blog