respirar bien

Respirar bien: descubre cuál es la respiración correcta y sus beneficios

9 minutos

Respirar es algo que hacemos de forma automática. Sin embargo, eso no significa que lo hagamos correctamente. Respirar bien es algo más complicado de lo que parece. Al menos, en la sociedad ajetreada de hoy en día. Si quieres saber cuál es la forma de respiración correcta y cuáles son todos los beneficios que puede aportar a tu organismo, sigue leyendo y te lo contamos. 

¿Qué es respirar bien?

Aunque el proceso de la respiración sea automático, este debe hacerse conscientemente si queremos aprovechar todos sus beneficios y, sobre todo, garantizar una correcta respiración. Respirar bien es hacerlo de tal manera que todo el sistema respiratorio funcione de forma coordinada, lo que garantiza una correcta aportación de oxígeno y una correcta expulsión del CO2. En este sentido, los tiempos de inspiración y espiración son importantes, así como los músculos implicados y la postura y la velocidad a la que respiramos. 

New Call-to-action

Beneficios de respirar bien 

Algunos de los principales beneficios que aporta respirar bien son los siguientes: 

  • Sensación de mayor vitalidad y energía. 
  • Mayor y mejor autocontrol. 
  • Sensación de tranquilidad. 
  • Contribuye al relajamiento de todo el cuerpo. 
  • Combate problemas como el insomnio y la ansiedad. 
  • Mejora la concentración. 

¿Cuál es la forma correcta de respirar?

No existe una única forma de respirar bien. En este sentido, son muchas las técnicas de respiración correcta que existen y que, a su vez, se materializan en ejercicios de respiración. Según sea el caso, estos ejercicios nos aportarán beneficios más concretos además de los generales asociados a una correcta respiración. 

Sin embargo, si queremos aprender a respirar bien, una buena forma de iniciarse en ello es a través de las siguientes pautas: 

respiración correcta

Inspirar por la nariz

Podemos respirar por la nariz o por la boca. Sin embargo, lo más recomendable siempre que podamos es hacerlo por la nariz. Esto se debe a que, al respirar por la nariz, el aire pasa a través de las fosas nasales. Esto hace que se purifiquen muchas de las impurezas presentes en el aire y que, además, el aire se humedezca, lo que contribuye a una buena respiración.

Adoptar una postura adecuada para respirar bien

La postura afecta a nuestra forma de respirar. En el proceso de la respiración los pulmones se expanden igual que bolsas que se llenan de aire. Para que esto pueda suceder, es necesario que el espacio alrededor de los pulmones permita dicha expansión. En este sentido, si adoptamos una postura incorrecta o que presione los pulmones, impedimos que los pulmones se expandan todo lo que pueden dar de sí, por lo que el proceso de respiración será, en el mejor de los casos, insuficiente. Mantener una buena correcta cuando estamos sentados, tumbados o de pie nos ayudará a respirar mejor. 

Mover el diafragma de forma consciente

El diafragma es el músculo que mueve los pulmones para que se llenen y se vacíen de aire durante el proceso de la respiración. Aunque este proceso puede ser automático, también podemos hacerlo de manera consciente. Basta con concentrar la atención en el diafragma y moverlo de forma consciente durante la respiración. Si queremos saber si lo estamos haciendo correctamente basta con fijarse en la parte del cuerpo que se expande. ¿La tripa, el pecho, las dos? Si se expande la tripa lo estamos haciendo bien, ya que el diafragma se desplaza hacia abajo y desplaza el estómago y el intestino (por eso nos sale la tripa). Si lo que se mueve es solo el pecho, esto significa que el diafragma no se está desplazando lo suficiente, por lo que la respiración no está siendo completa. 

Dedicarle unos minutos al día a la respiración consciente

Los ejercicios de respiración son muy completos e, igual que ejercitamos el cuerpo en el gimnasio y la mente con la meditación, podemos ejercitar nuestra respiración con la respiración consciente. Lo más recomendable es dedicarle unos minutos al día para ir puliendo poco a poco la técnica. Al final, la práctica te ayudará a que integres esta respiración consciente a tu forma de respirar automática, lo que te ayudará a respirar bien estés donde estés y en cualquier situación. 

Ahora que ya sabes bien cómo respirar, puedes practicarlo durante algunos ejercicios tranquilizantes como la meditación

New Call-to-action

Nuestro equipo está formado por varios profesionales de la nutrición y entrenadores personales.

Suscríbete al blog