rutina saludable

Rutina saludable: 5 hábitos para una vida más sana

9 minutos

Cambiar los hábitos de vida puede parecer complicado, pero no es para nada imposible. Lo mejor es incorporar los nuevos hábitos poco a poco. Si realizas cambios radicales, puede que resulte eficiente, pero lo más habitual es que produzcan el efecto contrario al que buscabas. En este post te contamos más sobre algunos hábitos que irán de maravilla para tu cuerpo y para el día a día. ¿Estás a punto para seguir una rutina más saludable?

¿Cómo cambiar los hábitos hacia una rutina saludable?

Conocer ciertos hábitos beneficiosos para la salud es la parte más sencilla hacia una rutina saludable. Pero puede que aplicarlos a tu día a día sea la parte más complicada. Como verás a continuación, con un poco de organización y una pizca de fuerza de voluntad es posible adquirir los hábitos de una rutina saludable.

Para empezar, es importante que prepares un plan a seguir, con una lista de objetivos, tanto a corto, como a medio y a largo plazo. Estos objetivos serán tu motivación y, además, te permitirán evaluar tu progreso. Sin una planificación ni una motivación, lo más frecuente es que el cambio que buscas no se acabe produciendo: por eso muchas personas prefieren contar con la ayuda de un asesor.

Un cambio de rutina supone variar muchos aspectos de la vida, por lo que es fundamental tener en cuenta las capacidades de cada persona, para saber qué es posible hacer y qué no, en el camino a lograr una rutina saludable.

New Call-to-action

Consejos para modificar tus hábitos

A continuación compartimos contigo algunos consejos para que modificar hábitos te sea más sencillo: 

  • Establecer objetivos mínimos a corto, medio y largo plazo.
  • Informarse sobre el estilo de vida que quieres tener.
  • Tener paciencia: los resultados no son inmediatos.
  • Mentalizarse para no rendirse y prepararse para hacer sacrificios en ciertos momentos.
  • Adaptar los entrenamientos en base a tu horario diario.
  • Introducir los hábitos de manera progresiva.
  • Permitirse algún capricho de vez en cuando.
  • Aprender a decir “no” a ciertas tentaciones.
  • Modificar ciertos aspectos del estilo de vida actual.
  • Seguir poniendo en práctica estas recomendaciones, aún cuando hayas conseguido modificar tus hábitos y hayas obtenido una rutina saludable.
rutina saludable hábitos

5 hábitos para una rutina más saludable

1 Hacer ejercicio

El ejercicio es vital para conseguir una rutina saludable. Hacer ejercicio, un mínimo de 30 minutos al día, es beneficioso para el organismo, para el cuerpo, para controlar el peso y para la mente. Empieza simplemente con andar y ve subiendo el ritmo poco a poco. Aumenta también, si es posible, el tiempo dedicado al ejercicio.

2 Beber agua

El agua es fundamental para el funcionamiento del cuerpo. Es por ello que se recomienda beber un mínimo de 2 litros de agua al día. El consumo de agua es beneficioso para la digestión, para eliminar toxinas y para el metabolismo, entre otras muchas cosas.  

3 Descanso de calidad

Otro hábito esencial para conseguir una rutina saludable es el descanso. Durante el  descanso, el cuerpo lleva a cabo muchas funciones que permiten recuperar fuerzas y energía. La recomendación es dormir unas 7-8 horas/día. Si se duerme menos de 6 horas pueden aparecer problemas a largo plazo, como aumento de peso, problemas cardiovasculares o ansiedad.

4 Evitar los malos hábitos

El alcohol, el tabaco, los refrescos azucarados, las bebidas energéticas… Son muchos los hábitos negativos que, a la larga, perjudican la salud. Para seguir una rutina saludable es importante dejar y evitar estos malos hábitos.  

5 Llevar una alimentación equilibrada

La dieta es otro punto crucial en una rutina saludable. Para empezar, es altamente recomendable reducir el consumo de grasas saturadas, la mayoría de las cuales provienen de alimentos ultraprocesados y de la bollería industrial. En cambio, es recomendable ingerir grasas saludables, que puedes encontrar, por ejemplo, en el aguacate o el salmón.

Además, una dieta saludable también debería incluir una alta proporción de frutas, verduras y hortalizas, pues por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales son muy beneficiosas para el organismo.

Puede que pienses que conseguir una rutina saludable no es sencillo, pero, como has visto, es posible si te lo planteas con seriedad y de manera progresiva. Los primeros días pueden ser los más complicados, pero si consigues tener la paciencia y determinación obtendrás resultados positivos a medio plazo.

New Call-to-action

Nuestro equipo está formado por varios profesionales de la nutrición y entrenadores personales.

Suscríbete al blog