malos hábitos alimenticios

Empieza a cuidarte evitando malos hábitos alimenticios

9 minutos

¿Te gustaría empezar a cuidarte? ¿Quieres seguir un estilo de vida saludable que te ayude a cumplir tus objetivos personales? En algunas ocasiones, pensamos que estamos siguiendo a rajatabla nuestro propósito y no caemos en la cuenta que quizás no sea lo más idóneo para nuestra salud. Si quieres conseguir tu meta, descubre los malos hábitos alimenticios que debes evitar. ¡Sigue leyendo!

malos hábitos alimenticios evitar

Malos hábitos alimenticios que se deben evitar 

Puede que, en más de una ocasión hayas caído en algunos de estos malos hábitos alimenticios que debes evitar a toda costa si tu objetivo es llevar una alimentación y una vida saludable. ¡Toma nota y que no se te escape ninguno!

1.      No seguir un horario de comidas

Es necesario mantener un horario de comidas, pues si no nos organizamos, puede que termines comiendo cualquier cosa que encuentres en la despensa. Una opción es tener la comida preparada y disponer siempre de frutas, verduras, carnes magras, legumbres, pescados, lácteos desnatados, huevos y cereales integrales. 

2.      Tener dulces en casa

Otro de los malos hábitos alimenticios es tener siempre dulces en casa con la excusa de las visitas, pues terminarás comiéndolos. Es imprescindible reducir al máximo el consumo de azúcares añadidos pues no son saludables para nadie, ni para los más pequeños.

New Call-to-action

3.      Llenar demasiado los platos

Otro hábito que tienes que dejar de hacer es servir los platos hasta arriba, con esto solo consigues comer más cantidad de la que tu cuerpo necesita. Una manera de ingerir menos comida es utilizar platos más pequeños, los del postre, por ejemplo. De este modo, te dará sensación de que has comido más porque aparentemente el plato está más lleno.

4.      Evitar todo tipo de grasa

Tienes que saber que no es nada saludable descartar todos los tipos de grasas, pues no todas son perjudiciales para la salud. Existen grasas muy sanas como el Aceite de Oliva Virgen Extra, el aguacate o pescados, como el salmón, las sardinas o la caballa. Por otra parte, aquellas que sí debes eliminar de tu dieta son aquellas que provienen de carnes procesadas, como los embutidos, las salchichas, las hamburguesas, jamón y otras salazones.

5.      Comer deprisa

Otro de los malos hábitos alimenticios que cometen muchas personas es comer demasiado rápido y no damos el tiempo suficiente a nuestro cerebro para generar la sensación de saciedad.

6.      No beber suficiente agua

Como todos sabemos, nuestro cuerpo necesita consumir al menos dos litros de agua al día. Descarta por completo otras bebidas, como los refrescos –también en su versión light- para las comidas, opta siempre por beber agua. De hecho, se ha comprobado que algunos síntomas como el cansancio, el estreñimiento o los dolores de cabeza están directamente relacionados con la falta de hidratación.

A pesar de no ser hábitos alimenticios, también existen otras conductas que no puedes pasar por alto si deseas cuidar de tu estado de salud, son: el ejercicio físico y el descanso.

7.      No practicar deporte

Realizar deporte es indispensable para mejorar nuestro estado físico y, por lo general, la mayoría de los individuos lleva una vida demasiado sedentaria. Pero, lo cierto es que basta con andar 30 minutos al día a buen ritmo, levantar pesas, hacer gimnasia en casa… Escoge aquella actividad física que más te guste para que tengas la motivación suficiente para no dejar tu propósito.

8.      No dormir lo suficiente

El descanso consigue que el organismo funcione correctamente por lo que es tan necesario dormir bien como hacer deporte.

malos hábitos alimenticios no dormir

Deja atrás tus malos hábitos alimenticios de una vez por todas y comienza un estilo de vida saludable que te permita alcanzar tu objetivo. Haz que estos nuevos cambios en tu vida se queden para siempre como una nueva costumbre para ti. ¡Ve a por todas!

New Call-to-action

Laura es nutricionista en el equipo Apetece Cuidarse. Está diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Desde 2007 ejerce de educadora y formadora, participando en la preparación e impartición de cursos sobre alimentación y complementos nutricionales, así como ha hecho de ponente en varias conferencias. También es coach nutricional, además de su colaboración en el desarrollo de webs de información nutricional y datos antropométricos y la redacción de artículos sobre nutrición

Suscríbete al blog